Fecha: Abril 29 de 2022 Categoría: Salud del adulto y el anciano

Autor Principal:

Alejandro Román Hernández, Médico Internista-Endocrinólogo, Docente Sección de Endocrinología, Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia.

Osteoporosis en la posmenopausia

Postmenopausal osteoporosis

Comparte este articulo:

Palabras Claves

¿Qué debes repasar antes de leer este capítulo?

 

  • Metabolismo del calcio.
  • Metabolismo de la vitamina D.
  • Metabolismo óseo.

 

Los objetivos de este capítulo serán:

 

  • Formular y sustentar el diagnóstico de osteoporosis de manera adecuada. 
  • Criterios de tamización en la mujer posmenopáusica.
  • Interpretación de la densitometría ósea.
  • Tratamiento médico de la osteoporosis.

 

Viñeta clínica

 

Paciente de 68 años, residente en Medellín, viuda, vive con una de sus hijas. Asiste a consulta de medicina interna remitida por el médico de su programa de riesgo cardiovascular, quien le había solicitado una densitometría ósea y unos rayos X (Rx) de columna lumbar. Reporta los siguientes antecedentes y laboratorios:

 

  • Patológicos: Hipertensión arterial, dislipidemia.
  • Farmacológicos: Enalapril 10 mg cada 12 horas, Atorvastatina 40 mg cada 24 horas.
  • Quirúrgicos: 2 cesáreas.
  • Ginecobstétricos: 3 gestas, 1 parto, 2 cesárea, 3 nacidos vivos (G3P1C2V3).
  • Tóxicos: Niega.
  • Familiares: La mamá murió a los 80 años de un infarto.
  • Inmunológicos: 2 dosis de SINOVAC (Covid-19).
  • Paraclínicos:
    • Hemoleucograma normal.
    • Creatinina: 1,01 mg/dL.
    • Albúmina: 4,1 mg/dL.
    • Calcio: 8,9 mg/dL.
    • 25 hidroxivitamina D: 22 ng/ml.
    • AST: 26 UI/l.
    • ALT: 29 UI/l
    • Glucosa en suero: 101 mg/dL.
    • Rx de columna lumbar: Se evidencia un aplastamiento del 30 % de L2.
    • Densitometría ósea: 
  • Examen físico: hay presencia de dolor a la palpación en región lumbar a nivel de L2, Lasègue negativo, reflejos patelares bilaterales ++/++++, respuesta plantar flexora.

 

Densitometría ósea

 

A continuación, se presenta el estudio de densitometría (DXA) central, que realizó a la paciente con un equipo Hologic, modelo Discovery W. Tabla 1.

 

Indicación: Evaluación de la densidad mineral ósea.

Edad: 68 años.

Información relevante:

Hipertensión arterial, dislipidemia.

 

Sitio

Región

DMO en grs./cm2

T-score

Z-score

Columna PA

L1-L4

0.602

-2.9

-1.8

Cadera

Cuello

0.654

-2.8

-1.6

 

Tabla 1. Densitometría de la paciente presentada
*DMO: Densidad mineral ósea.

 

Desarrollo

 

¿Qué es la osteoporosis?

 

Es una enfermedad caracterizada por aumento del recambio óseo y disminución de la masa ósea, asociado a fragilidad esquelética que condiciona un aumento del riesgo de fractura. Figura 1.

 

Figura 1. Factores de riesgo de osteoporosis y fisiopatología de la fractura osteoporótica
*Adaptado de (4 y 7).

 

¿Cuál es la epidemiología de la osteoporosis posmenopáusica?

 

Se estima que la prevalencia de fractura de cadera por osteoporosis a nivel mundial es de más de 200 millones de casos. En Latinoamérica, la incidencia de fractura de cadera oscila entre 40 y 362 por cada 100.000 habitantes mayores de 50 años, con una relación mujer-hombre 3:1 (2).

 

Colombia participó en el estudio Latin American Vertebral Osteoporotic Study (LAVOS), en el cual se encontró una prevalencia de fractura vertebral del 11,18 % en una muestra radiológica de 1.922 mujeres de 5 países latinoamericanos (2). Del registro nacional de salud en Colombia se identificaron 249.803 casos con diagnóstico principal de osteoporosis, lo que permitió calcular una prevalencia no ajustada de 2.440 casos por 100.000 habitantes mayores de 50 años, y se estableció que tiene una presentación más frecuente en mujeres (92 % de los casos), con una relación mujer - hombre de 12,3:1 (3). Las zonas de Colombia con mayor prevalencia ajustada tanto en hombres como en mujeres son: Risaralda (6,8 por 100.000 habitantes), Antioquia (6,2 por 100.000 habitantes) y Caldas (5,8 por 100.000 habitantes) (3).

 

Factores de riesgo

 

La osteoporosis es una enfermedad cuya prevalencia aumenta a medida que la población envejece. La edad avanzada es el factor de riesgo con más peso en la predicción de la osteoporosis.

 

Existen numerosos factores de riesgo que predisponen la aparición de osteoporosis, entre ellos destacan un bajo peso, historia familiar de fractura de cadera, estilos de vida como el consumo activo o pasivo de cigarrillo,  medicamentos como los glucocorticoides: ≥ 5 mg/día de prednisolona o su equivalente por más de 3 meses, terapias que reducen los esteroides gonadales como los agonistas GnRh, o inhibidores de aromatasa, la quimioterapia y anticonvulsivantes (fenobarbital, fenitoína primidona, valproato, carbamazepina).

 

Entre las patologías que se comportan como factor de riesgo para osteoporosis existen:

 

  • Endocrinas: diabetes mellitus tipo 1, hipertiroidismo, hiperparatiroidismo, hipogonadismo, síndrome de Cushing.
  • Reumatológicas: artritis reumatoide, espondiloartritis.
  • Síndromes de malabsorción: enfermedad de Crohn, cirrosis biliar primaria, hemocromatosis, enfermedad celíaca, cirugía bariátrica.
  • Infección por virus de inmunodeficiencia humana (VIH).
  • Cáncer no controlado y neoplasias hematológicas.
  • Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC) avanzada.

 

Diagnóstico

 

El método utilizado para el diagnóstico de la osteoporosis es la densitometría ósea central medida según absorciometría con rayos X de energía dual (DXA), que mide el contenido mineral óseo por unidad de área (g/cm2) y se enfoca en medir la densidad mineral ósea (DMO) en sitios que son más propensos a fracturas.

 

Las mediciones en la DXA se realizan en el esqueleto axial, en la columna lumbar (vértebras L1, L2, L3, L4; a veces se omite L1 por interferencias con región costal inferior), y en el esqueleto apendicular, la epífisis femoral proximal, donde se distinguen tres regiones: cuello, trocánter y triángulo de Ward; el cuello femoral es la mejor medición. La región lumbar informa sobre el estado del hueso trabecular, la región del cuello femoral informa del estado del hueso cortical y el antebrazo del hueso cortical. Las regiones medidas se denominan regiones óseas de interés.

 

¿En qué casos debe solicitarse una densitometría ósea en mujeres?

 

Según las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  • Mujeres con edad mayor o igual a 65 años.
  • Mujeres menores de 65 años si tienen un factor de riesgo de baja masa ósea, como:
    • Bajo peso corporal (IMC < 19 kg/m2).
    • Fractura previa por fragilidad.
    • Uso de medicamentos de alto riesgo.
    • Enfermedad o condición asociada con pérdida de hueso (p.ej. menopausia precoz, infección por VIH).
  • Cualquier persona que esté en tratamiento con el interés de monitorear el efecto del tratamiento para la osteoporosis.
  • Hombres mayores de 70 años.

 

En la densitometría, el T-score evalúa al paciente comparado con mujeres entre 20 y 40 años. De acuerdo con el número de desviaciones estándar (DE) que se aleje se clasificará como normal hasta -1 (DE), baja masa ósea u osteopenia entre -1 y -2,5 (DE), y osteoporosis -2,5 (DE) en adelante. Si además de tener T-score menor de -2,5, tiene fractura por fragilidad se clasificará como osteoporosis grave. Por cada desviación estándar que disminuye el T-score de la masa ósea, el riesgo relativo de sufrir una fractura aumenta aproximadamente en 1,5–2 veces.

 

El Z-score compara a la paciente a quien se realiza la densitometría con población de su misma edad, lo que permite establecer si ha tenido una mayor pérdida que la esperada para su edad y sugiere una pérdida ósea acelerada como sucede en las causas secundarias cuando el Z-score es menor de -2.

 

El tipo de hueso que predomina en columna es el trabecular, metabólicamente más activo en donde se refleja más rápidamente el cambio estrogénico de la menopausia y los efectos del tratamiento médico antirresortivo u osteoformador.

 

Otro de los sectores explorados es el antebrazo (radio y cúbito), y puede ser una alternativa si no pueden utilizarse las mediciones de columna o de cadera. En la columna lumbar se utiliza el resultado promedio de varias vértebras, que pueden ser del sector L1-L4 o L2-L4. Si una de estas vértebras está alterada (fractura, espondiloartrosis, etc.) se debe elegir un sector libre de alteraciones.

 

Deben valorarse al menos dos vértebras contiguas y debe evaluarse el cambio de T-score entre una vértebra y otra, porque cuando es mayor de 1 desviación estándar se debe buscar la presencia de artefactos o aplastamiento vertebral que explique un valor falso alto. Tabla 2.

 

Criterios OMS (1994)

AAEC (2016 y 2020)

Categoría

Normal

Baja masa ósea (osteopenia)

Osteoporosis

Osteoporosis grave o establecida

 

T-Score

-1 o más

Entre -1,0 y -2,5

 

Menos de -2,5

Menos de -2,5 y Fractura por fragilidad

  1. T-score de -2,5 o menor en columna lumbar, cuello femoral o radio 1/3 distal.
  2. Fractura de bajo impacto en columna o cadera (independiente de DMO).
  3. T-Score entre -1,0 y -2,5 y fractura por fragilidad en húmero proximal, pelvis o radio distal.
  4. T-Score entre -1,0 y -2,5 y FRAX® elevado (o FRAX® ajustado para TBS) de acuerdo con el umbral por país.
     
Tabla 2. Criterios diagnósticos de osteoporosis
*OMS: Organización Mundial de la Salud; AACE: American Association of Clinical Endocrinologists; DMO: densidad mineral ósea. 
*Adaptado de: Postmenopausal Osteoporosis: Latest Guidelines. In Endocrinology and Metabolism Clinics of North America (Vol. 50, Issue 2, pp. 167–178).

 

FRAX®: The World Health Organization Fracture Risk Assessment Tool

 

El FRAX® es una herramienta que permite calcular el riesgo a 10 años de fractura mayor (vértebra, muñeca, cadera y húmero proximal), y el riesgo de fractura de cadera a partir de una serie de factores de riesgo clínico, con o sin datos de densitometría ósea. El FRAX® se utiliza para definir el riesgo de fractura en pacientes con osteopenia, puesto que si hay diagnóstico de osteoporosis no requiere la aplicación de esta herramienta.

 

En el año 2011 la herramienta FRAX® ha sido calibrada para la población colombiana con los datos epidemiológicos de fracturas y mortalidad en el país, por lo cual se puede utilizar con confianza en el medio colombiano, (Disponible en: https://www.sheffield.ac.uk/FRAX/tool.aspx?country=28).

 

Desde el año 2017 se viene utilizando los umbrales de evaluación y de intervención en la población colombiana:

 

  • Umbral de evaluación: que no considera la DXA y es recomendable en países sin amplia disponibilidad de equipos de densitometría y en el cribado en el primer nivel de atención. Figura 2.
  • Umbral de intervención: que debe usarse cuando hay disponibilidad de equipos de densitometría central. Figura 3.

 

Figura 2. Umbral de evaluación de osteoporosis para la población colombiana
*Tomado de: Rev Colomb Reumatol.  2018;25(3):184–210.

 

Figura 3. Umbral de intervención para la población colombiana
*Tomado de: Rev Colomb Reumatol.  2018;25(3):184–210.

 

En el contexto de países como los Estados Unidos es costo-efectivo tratar a mujeres posmenopáusicas con osteopenia (T-score entre −1,0 y −2,5) si a 10 años su probabilidad de fractura de cadera es del 3 % o más, o si el riesgo de fractura mayor por fragilidad (vértebra, cadera, antebrazo u hombro) es mayor o igual al 20 % según la herramienta FRAX®; sin embargo, en Colombia, estos porcentajes de riesgo no aplican y el II Consenso Colombiano para el Manejo de la Osteoporosis Posmenopáusica recomienda iniciar tratamiento farmacológico para osteoporosis a pacientes sin fractura que tengan baja masa ósea u osteopenia si el riesgo estratificado por FRAX® a 10 años se ubica dentro del umbral de intervención. Se debe primero descartar la presencia de fracturas vertebrales.

 

TBS: Trabecular bone score

 

El TBS es un método no invasivo y no estandarizado en la población colombiana que orienta a la calidad del hueso, al evaluar de forma indirecta su microarquitectura obtenida a través de las diferentes escalas de grises en las imágenes de la columna obtenidas en la densitometría. Valores más bajos orientan a una arquitectura deteriorada que puede llevar a un mayor riesgo de fractura aun cuando los parámetros de DXA no se encuentren en rango de osteoporosis. Si el TBS está disponible, se puede tomar como herramienta adicional en conjunto con el FRAX®, al tener en cuenta su mayor utilidad en poblaciones especiales como usuarios de glucocorticoides y pacientes con diabetes tipo 2, en quienes el riesgo de fractura parece estar menos relacionado con la pérdida de densidad mineral ósea.

 

Los valores de clasificación del TBS son los siguientes:

 

  • ≥1,35: Microarquitectura normal.
  • ≥1,2 - <1,35: Microarquitectura parcialmente deteriorada.
  • <1,2: Microarquitectura degradada.

 

Exámenes de laboratorio en osteoporosis

 

Estos son los exámenes que usualmente se deben de solicitar en pacientes con osteoporosis tanto en su etapa de diagnóstico como para definir un tratamiento. Tabla 3.

 

Exámenes básicos

Órgano blanco

Cuadro Hemático.

Mieloma múltiple, síndrome de malabsorción, leucemias, linfomas.

Creatinina.

Tasa de filtración glomerular.

Calcio.

- Hipocalcemia: insuficiencia renal crónica, malabsorción, deficiencia de vitamina D.

- Hipercalcemia: mieloma múltiple, hiperparatiroidismo.

25 Hidroxivitamina D.

Deficiencia de vitamina D.

Transaminasas.

Evaluación hepática.

Fosfatasa Alcalina.

Cirrosis biliar, hepatopatía autoinmune, enfermedades infiltrativas, osteomalacia, enfermedad de Paget, hipofosfatasia.

Calcio en orina de 24 h.

Se debe medir antes de iniciar el tratamiento, orienta hacia patologías como la hipercalciuria idiopática y la hipercalcemia hipocalciúrica familiar, sustenta el diagnóstico del hiperparatiroidismo y es encontrada en hipovitaminosis D, fases iniciales de hiperparatiroidismo o insuficiencia renal.

Tabla 3. Exámenes de laboratorio en osteoporosis
*Adaptado de: Rev Colomb Reumatol.  2018;25(3):184–210.

 

En caso de que exista la sospecha que la osteoporosis tenga una causa secundaria, se deben solicitar los siguientes paraclínicos, Tabla 4.

 

Exámenes

Órgano blanco

Prueba de hormona paratiroidea (PTH)

Si la PTH está elevada, el fósforo está bajo o limítrofe normal y hay hipercalciuria: consultar al endocrinólogo por hiperparatiroidismo primario.

Si la PTH está normal y hay hipercalcemia: hacer estudio de electroforesis de proteínas y consultar al hematólogo por mieloma múltiple si se detecta pico monoclonal gamma.

Si no se detecta mieloma ni hiperparatiroidismo, se puede tratar de una hipercalcemia maligna mediada por PTHrp.

 

Cortisol en orina de 24 h.

Síndrome de Cushing.

Anticuerpos antigliadina.

Enfermedad celíaca.

Tabla 4. Exámenes especializados en caso de sospecha de osteoporosis secundaria.
*Adaptado de: Rev Colomb Reumatol.  2018;25(3):184–210.

 

¿Cuál es el tratamiento de la osteoporosis?

 

En mujeres mayores de 50 años se debe asegurar un consumo de calcio en la dieta mayor de 1.200 mg al día, además de una adecuada reposición de 25 hidroxivitamina D.

 

Otras de las recomendaciones para el tratamiento de la osteoporosis es limitar el consumo de alcohol a menos de 2 porciones al día, limitar el consumo de café, dejar el cigarrillo y realizar actividad física por lo menos 30 minutos al día, incluidos ejercicios de fortalecimiento muscular.

 

Tratamiento en mujeres con osteopenia

 

El tratamiento farmacológico en mujeres posmenopáusicas con osteopenia está indicado cuando el riesgo estratificado por FRAX® a 10 años se ubica dentro del umbral de intervención para la población colombiana. Figura 2.

 

Figura 2. Tratamiento de la osteopenia en mujeres posmenopáusicas
*Adaptado de: Rev Colomb Reumatol. 2018;25(3):184–210

 

Tratamiento de la osteoporosis

 

El objetivo del tratamiento de las osteoporosis es evitar la fractura, mejorar la densidad y calidad óseas, y corregir los factores de riesgo modificables.

 

Lo primero es estratificar el riesgo de fractura (Tabla 5), para posteriormente definir qué tratamiento es el mejor basado en dicho riesgo (Tabla 6), y finalmente cuánto será el tiempo de tratamiento (Tabla 7).

 

Riesgo de fractura

AACE/ACE 2020

Endocrine Society 2020

ESCEO/IOF 2019

Riesgo muy alto

Fx reciente (últimos 12 meses.

Fx en terapia para osteoporosis.

Fx múltiples.

Fx con fármacos que causan deterioro óseo (esteroides).

T-Score muy bajo (<-3,0)

Riesgo alto de caídas.

FRAX® muy alto.

Múltiples fracturas vertebrales.

 

T-Score en cadera o en columna <-2,5.

El riesgo bajo, alto y muy alto dependen de los umbrales de intervención del FRAX® con o sin DMO.

Riesgo alto

Pacientes con diagnóstico de osteoporosis que no cumplen criterios de riesgo muy alto

Fx de cadera o vertebrales previas.

T- Score en columna o en cadera <-2,5.

Riesgo de fractura de cadera >3 % o de fractura osteoporótica mayor >20 %.

 

Riesgo medio

 

Sin Fx de cadera o vertebrales previas.

T- Score en columna o en cadera <-2,5.

Riesgo de fractura de cadera <3 % o de fractura osteoporótica mayor <20 %.

 

Riesgo bajo

 

Sin Fx de cadera o vertebrales previas.

T- Score en columna o en cadera >-1,0.

Riesgo de fractura de cadera <3 % o de fractura osteoporótica mayor <20 %.

 

Tabla 5. Estratificar el riesgo de fractura. AACE/ACE
*(Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos; Colegio Americano de Endocrinología por sus siglas en inglés); ESCEO/IOF (Sociedad Europea para los aspectos clínicos y económicos de la Osteoporosis; Fundación Internacional de Osteoporosis por sus siglas en inglés); Fx: fractura.
*Adaptado de: Endocrinology and Metabolism Clinics of North America (Vol. 50, Issue 2, pp. 167–178).

 

 

AACE/ACE2020

Endocrine Society 2020

ESCEO/IOF 2019

Alto riesgo: Risedronato, alendronato, denosumab, zoledronato.

 

Muy Alto riesgo: Abaloparatide, romosozumab, teriparatide, denosumab, zoledronato.

Alto riesgo: risedronato, alendronato, zoledronato e ibandronato. Denosumab como alternativa.

 

Muy Alto riesgo: teriparatide, abaloparatide, romosozumab.

Alto riesgo: bisfosfonatos orales y otros antirresortivos.

 

Muy Alto riesgo: osteoformadores seguidos por antirresortivos.

Tabla 6. Tratamiento inicial de la osteoporosis. AACE/ACE
*(Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos; Colegio Americano de Endocrinología por sus siglas en inglés); ESCEO/IOF (Sociedad Europea para los aspectos clínicos y económicos de la Osteoporosis; Fundación Internacional de Osteoporosis por sus siglas en inglés).
*Adaptado de: Endocrinology and Metabolism Clinics of North America (Vol. 50, Issue 2, pp. 167–178).

 

 

AACE/ACE2020

Endocrine Society 2020

ESCEO/IOF 2019

Bisfosfonatos orales 5 años para alto riesgo, hasta 10 años para muy alto riesgo.

 

Ácido Zoledrónico 3 años para alto riesgo, hasta 6 años para muy alto riesgo.

 

Evaluar el riesgo de fractura anualmente.

Revalorar el riesgo de fractura cada 3 a 5 años.

Revalorar el uso de bisfosfonatos a los 3 a 5 años

 

Revalorar tras una nueva fractura.

 

Tabla 7. Duración del tratamiento en osteoporosis
*AACE/ACE (Asociación Americana de Endocrinólogos Clínicos; Colegio Americano de Endocrinología por sus siglas en inglés); ESCEO/IOF (Sociedad Europea para los aspectos clínicos y económicos de la Osteoporosis; Fundación Internacional de Osteoporosis por sus siglas en inglés).
*Adaptado de: Endocrinology and Metabolism Clinics of North America (Vol. 50, Issue 2, pp. 167–178).

 

A la hora de elegir un fármaco para el tratamiento de la osteoporosis se deben seguir las recomendaciones previamente mencionadas del riesgo de fractura, el medicamento más acorde según ese riesgo y que proponen las diferentes sociedades científicas, además del tiempo de tratamiento.

 

Otras consideraciones para tener en cuenta previo al inicio del tratamiento es la disponibilidad del medicamento, las comorbilidades de las pacientes, las contraindicaciones y los posibles efectos adversos.

 

A continuación, se mencionarán algunos de los medicamentos utilizados para el tratamiento de la osteoporosis, así como las presentaciones disponibles en Colombia:

 

Antirresortivos

 

Bisfosfonatos:

 

Inhibe la función y el reclutamiento de los osteoclastos y promueve su apoptosis.

 

Utilizar con tasa de filtración glomerular (TFG) >35 ml/min.

 

Alendronato, Risedronato y Zoledronato: Útiles en fracturas de cadera y vertebrales:

 

Alendronato tabletas de 70 mg, dosis de 70 mg vía oral cada semana.

 

Ácido zoledrónico ampolla 5mg, dosis de 5mg intravenoso cada año.

 

Raloxifeno:

 

  • Modulador selectivo del receptor de estrógeno (SERM): efecto agonista en hueso.
  • Beneficio en fracturas vertebrales, no beneficio en otro tipo de fractura.
  • Indicado especialmente en mujeres con riesgo de cáncer de mama:
  • Raloxifeno, comprimidos de 60 mg, dosis 60 mg vía oral al día.

 

Estrógenos:

 

  • Indicado en mujeres con riesgo de fractura que no pueden utilizar otras terapias.
  • Usar especialmente en síndrome climatérico:
  • Estrógenos conjugados 0,625 mg, dosis 0,625 mg vía oral al día.

 

Denosumab:

 

  • Anticuerpo monoclonal contra el RNAKL. Inhibe reversiblemente la resorción dada por los osteoclastos.
  • Aprobado en: hombres, mujeres posmenopáusicas, osteoporosis asociada a glucocorticoides y cáncer.
  • Se debe tener mucho cumplimiento con la aplicación del Denosumab porque se corre el riesgo de fracturas por rebote. En caso de que se vaya a suspender se debe administrar durante un año bisfosfonatos orales o venosos.
  • Denosumab, solución inyectable de 60 mg, dosis de 60 mg subcutáneo cada 6 meses.

 

Anabólicos

 

Teriparatide:

 

  • Paratohormona (PHT) humana 1-34 🡪
  • Tratamiento hasta por 2 años, posterior a dicho tratamiento se debe dar tratamiento con antirresortivo:
  • Teriparatide, solución inyectable de 250 mcg, dosis de 20 mcg subcutáneo cada día.

 

Romosozumab:

 

  • Anticuerpo monoclonal contra la esclerotina. Aumento de acción de los osteoblastos.
  • Parece tener un efecto anabólico y antirresortivo.
  • Ya disponible en Colombia:
  • Dosis de 210 mg subcutáneo (SC) cada mes. Su presentación son 2 jeringas prellenadas. Cada jeringa prellenada contiene 105 mg de Romosozumab en 1,17 mL de solución (90 mg/mL).

 

Viñeta clínica (desenlace)

 

La paciente claramente tiene una osteoporosis por los hallazgos en la densitometría, además tiene una fractura a nivel vertebral.  El tratamiento está encaminado a evitar fracturas futuras, para ello se deben tratar sus comorbilidades, hay que asegurar una adecuada ingesta de calcio, además, según las recomendaciones de las diferentes guías y consensos, se pudiera iniciar suplencia con 25 hidroxivitamina D.

 

Por otro lado, para el tratamiento de su osteoporosis hay que tener en cuenta que es una paciente que tiene una fractura vertebral, aunque no es muy significativa debe llamar la atención, adicionalmente según el FRAX®, densitometría y umbral de tratamiento para Colombia, arroja que requiere tratamiento y se estratificaría con un riesgo alto. Por lo anterior, se podría comenzar con 2 años de Teriparatide y posterior a esa ese tiempo continuar con un tratamiento antirresortivo, que puede ser con bisfosfonatos. Otra posibilidad es comenzar de una vez el tratamiento con bisfosfonatos.

 

Bibliografía

 

  1. Medina A, Rosero Ó, Rueda P, Sánchez F, Chalem M, González M. Second Colombian Consensus on the Management of Post-menopausal Osteoporosis. Revista Colombiana de Reumatología. 2017. https://doi.org/10.1016/j.rcreu.2018.02.006
  2.  Clark P, Cons-Molina F, Deleze M, Ragi S, Haddock L, Zanchetta JR, et al. The prevalence of radiographic vertebral fractures in Latin American countries: the Latin American Vertebral Osteoporosis Study (LAVOS). Osteoporos Int [Internet]. 2009 Feb;20(2):275-82. Available from:  https://pubmed-ncbi-nlm-nih-gov.udea.lookproxy.com/18584111/
  3. Fernández-Ávila DG, Bernal-Macías S, Parra MJ, Rincón DN, Gutiérrez JM, Rosselli D. Prevalence of osteoporosis in Colombia: Data from the National Health Registry from 2012 to 2018. Reumatol Clin (Engl Ed) [Internet]. 2021 Dec;17(10):570-574. Available from: https://pubmed-ncbi-nlm-nih-gov.udea.lookproxy.com/34823823/
  4. Cooper C, Melton L. Epidemiology of osteoporosis. Trends in Endocrinology & Metabolism 1992; 3(6), 224 229. doi:10.1016/1043-2760(92)90032-v
  5. Arceo-Mendoza RM, Camacho PM. Postmenopausal Osteoporosis: Latest Guidelines. Endocrinol Metab Clin North Am [Internet]. 2021 Jun;50(2):167-178. Available from: https://pubmed-ncbi-nlm-nih-gov.udea.lookproxy.com/34023036/
  6. Memorias Curso de Actualización de medicina Interna. Universidad de Antioquia 2018. Interpretación de la densitometría ósea. P.122.
  7. Sözen T, Özışık L, Başaran NÇ. An overview and management of osteoporosis. Eur J Rheumatol [Internet]. 2017 Mar;4(1):46-56. Available from: https://pubmed-ncbi-nlm-nih-gov.udea.lookproxy.com/28293453/

 

Lecturas recomendadas

 

  1. Charrupi Chocó BJ. La actividad física en la promoción de la salud y prevención de la enfermedad osteomuscular. Iatreia [Internet]. 21 de octubre de 2013; 26(4-S): S-17. Disponible en: https://revistas.udea.edu.co/index.php/iatreia/article/view/17130
  2. Escobar Gónima CE. Menopausia: tiempo para repensarla. Iatreia [Internet]. 10 de febrero de 2003 ;16(2): 168-173. Disponible en: https://revistas.udea.edu.co/index.php/iatreia/article/view/3999 
  3. Monterrosa Castro Álvaro DJ, Paternina Caicedo Ángel, Romero Pérez I. La calidad de vida de las mujeres en edad media varía según el estado menopáusico. Iatreia [Internet]. 13 de marzo de 2011; 24(2): 136-145. Disponible en: https://revistas.udea.edu.co/index.php/iatreia/article/view/9599

 

 

 

 Copyright © Universidad de Antioquia

Navega entre Artículos


Cómo citar este artículo


Giraldo CE, Román A. Osteoporosis en la posmenopausia. [Internet]. Medellín: Perlas Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia; 2022 [acceso junio 30 de 2022]. Disponible en: https://perlasclinicas.medicinaudea.co/salud-del-adulto-y-el-anciano/osteoporosis-en-la-posmenopausia


Métricas

0

Twitter
Facebook
0 Whatsapp

También te puede interesar

Navega entre Artículos


Cómo citar este artículo


Giraldo CE, Román A. Osteoporosis en la posmenopausia. [Internet]. Medellín: Perlas Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia; 2022 [acceso día de mes de año]. Disponible en: perlasclinicas.medicinaudea.co