Fecha: Julio 04 de 2022 Categoría: Salud del adulto y el anciano

Autor Principal:

Vacunación en el adulto

Vaccination in the adult

Comparte este articulo:

Palabras Claves

¿Qué es importante repasar antes de leer este capítulo?

 

  • Bases inmunológicas de la vacunación.
  • Conocer las características generales de las enfermedades inmunoprevenibles para así lograr comprender el impacto de la vacunación.

 

Los objetivos de este capítulo serán:

 

  • Reconocer las vacunaciones universales del adulto sano y pluripatológico.
  • Analizar caso a caso para construir calendarios vacunales de pacientes adultos.

 

Introducción

 

No se puede decir con palabras lo importante que es la vacunación en la salud humana; la higiene de manos y la vacunación son las únicas estrategias que han logrado impactar en la morbimortalidad a tal magnitud. Solo por mencionar algunos datos, la vacunación previene en promedio 10 millones de muertes anuales y 50 millones de casos de discapacidad grave, aún más, es una intervención costo efectiva y de fácil distribución.

 

Algunos conceptos base

 

La inmunización es el proceso por el cual, de manera artificial, se busca inducir la inmunidad o proporcionar protección frente a una enfermedad (en este caso, nombrada como inmunoprevenible). Se conocen dos tipos de estrategias:

 

  • Inmunización activa: Se usan vacunas (componente de microorganismo) o toxoides (componentes de toxinas) sin la capacidad, o con esta disminuida, de causar enfermedad para inducir una respuesta inmune.
  • Inmunización pasiva: El uso de anticuerpos preformados para proteger frente a enfermedades. Se puede dar por aplicación de inmunoglobulinas (IG) específicas o preparados de IG hiperinmunes, o por el paso de anticuerpos por transmisión vertical (transplacentario o por lactancia materna).

 

Bases inmunológicas

 

El objetivo de la inmunización activa es estimular la producción anticuerpos (humoral) o sensibilización de linfocitos T (celular), a modo de preparar el sistema inmune contra un patógeno, lo que lleva a prevenir la enfermedad (en muchos casos, específicamente la enfermedad grave) y la transmisibilidad. Se hace necesario mencionar los principales determinantes de la inmunogenicidad en la inmunización activa:

 

  • Tipo de vacuna: A grandes rasgos las vacunas se dividen en dos grupos: 1) Vacunas vivas atenuadas que son preparados de microorganismo completos a los que se le ha retirado la capacidad de patogenicidad parcialmente, e inducen así una infección a baja escala y permiten al sistema inmune depurarla, para dejar así, una memoria inmunológica. 2) Vacunas inactivadas que emplean los componentes de un microorganismo (o una parte de ellos), pero no tiene la capacidad de inducir infección, lo que conlleva al proceso de presentación antigénica, sin un proceso de replicación del microorganismo. Tabla 1.

 

Bacterianas

Virus

Vivas atenuadas

Inactivadas

Vivas atenuadas

Inactivadas

BCG

Haemophilus influenzae B

Polio (oral)

Polio (parenteral)

Fiebre tifoidea (oral)

Fiebre tifoidea (parenteral)

Influenza intranasal

Influenza (parenteral)

Cólera (oral)

Cólera (parenteral)

Sarampión

VHA

 

Pertussis (entera, acelular)

Rubéola

VHB

 

Difteria

Paperas

Rabia

 

Tétanos

Varicela

VPH

 

Meningococo (PS, CJ)

Zoster viva

Zoster recombinante

 

Neumococo (PS, CJ)

Fiebre amarilla

Encefalitis japonesa

Tabla 1. Vacunas disponibles
* BCG: Bacilo Calmette-Guerin; PS: Vacuna de polisacárido capsular; CJ: Vacuna conjugada; VHA: Virus de la hepatitis A; VHB: Virus de la hepatitis B; VPH: Virus de papiloma humano. Adaptado de: 2017 API. Vacunaciones de los adultos. Manual práctico.

 

  • Otros factores de la vacuna: que afectan la inmunogenicidad incluyen la dosis, el uso de adyuvante (p. ej. Hidróxido de aluminio, coadministración con proteínas como toxoides) y la vía de administración.
  • Factores independientes de la vacuna: Algunos factores dependen directamente del paciente: edad, comorbilidad (especialmente falla orgánica terminal) y estado de inmunidad. Figura 1.

 

Figura 1. Factores determinantes de la inmunogenicidad.

 

Principios generales

 

Intervalos: Es el tiempo que se debe esperar entre una vacuna y otra (ya sea entre dos vacunas iguales o diferentes).

 

  • Misma vacuna: Los esquemas de vacunación son recomendaciones basadas en estudios, si bien es recomendable usar los tiempos propuestos, solo es verdaderamente necesario respetar los tiempos mínimos entre dosis. Si por alguna razón no se va a aplicar la siguiente dosis en el tiempo recomendado, no es necesario reiniciar los esquemas; así, se retomaría el esquema directamente en el punto donde se dejó.
  • Diferentes vacunas: Depende del tipo de vacuna a administrar, y con las vacunas inactivadas no hay recomendaciones específicas. En el caso de vacunas vivas atenuadas se deberán aplicar el mismo día en sitios diferentes. Si no se cumple con esta condición, se debe retrasar la aplicación de vacunas vivas atenuadas mínimo 28 días (4 semanas).
  • Coadministración con otros productos inmunes: Los intervalos con otros productos que generan inmunidad pasiva se debe tener en cuenta, en general; cuando se usa inmunoglobulina intravenosa se debe retrasar entre 3 a 12 meses, los hemoderivados entre 3 a 6 meses con la aplicación de vacunas vivas atenuadas, y las vacunas inactivadas no tienen interacción.
  • Antecedente de inmunidad: Es frecuente, especialmente en la población adulta, que los pacientes no conozcan sus antecedentes vacunales o de infecciones previas. Existen múltiples trabajos que confirman la seguridad de la vacunación en pacientes ya inmunizados. Otra estrategia es la medición de anticuerpos, aunque se reconoce la gran limitación para ejecutarla.

 

Contraindicaciones: Existen pocas contraindicaciones absolutas para la vacunación, y la mayoría de los temores ampliamente distribuidos corresponden a falta de información o contraindicaciones relativas. A continuación, se exponen algunas de estas:

 

  • Reacciones de hipersensibilidad grave (angioedema o anafilaxia):
  1. A vacunas específicas, en caso tal, no se debe aplicar dichas vacunas, pero se pueden aplicar otras.
  2. Neomicina/estreptomicina, contraindica el uso de la vacuna triple viral que contiene trazas de estos antimicrobianos y podría inducir reacciones graves.
  3. Alergia a la proteína del huevo, solo contraindica la vacunación contra parotiditis, en caso de la influenza intranasal o fiebre amarilla se podrían aplicar bajo vigilancia médica estricta.

 

  • Gestantes y pacientes con inmunosupresión grave: En general se contraindica la vacunación con vivas atenuadas.
  • Convivientes de pacientes con inmunosupresión grave: No deben recibir polio oral, ni varicela/zoster viva por el riesgo de exponer al paciente a virus atenuado eliminado en la materia fecal o por el desarrollo de lesiones cutáneas.
  • Falsas contraindicaciones: Enfermedad aguda leve (con o sin fiebre), uso de antibióticos, lactancia, alergia a productos no contenidos en la vacuna, historia familiar de efectos adversos, aplicación de la prueba cutánea de derivado proteico purificado (PPD, por sus siglas en inglés), o vacunaciones múltiples.

 

Vacunación en poblaciones especiales

 

Parece paradójico pero aquellas poblaciones que más se benefician de la vacunación por la alta carga de morbimortalidad asociada a las enfermedades infecciosas son también aquellas que tienen mayor riesgo de desarrollar efectos adversos o de lograr menores tasas de inmunidad tras la vacunación. De allí, que es importante reconocer las particularidades de cada población para poder definir de manera más óptima el calendario de vacunación a seguir con cada paciente.

 

De manera general se dividen estas poblaciones especiales en tres grupos:

  • Inmunosupresión asociada al VIH.
  • Inmunosupresión no asociada al VIH (trasplante de órgano sólido o de médula ósea, uso de esteroides, neoplasia activa, radioterapia o quimioterapia, entre otros).
  • Estado de inmunocompromiso limitado (asplenia funcional o anatómica, uso de inmunosupresores altamente específicos p. ej. eculizumab).
  • Además del tipo de inmunosupresión, se hace necesario definir si el paciente cursa con estado de inmunosupresión de alto grado (o grave), definidos así por la guía IDSA-2013 (Infectious Diseases Society of America):
  • Infección por VIH con conteos de CD4+ <200 células/mm3 o <15 %.
  • Trasplante de médula ósea en los primeros 2 años o que se encuentre en tratamiento inmunosupresor o en curso de enfermedad injerto contra huésped.
  • Trasplante de órgano sólido en el primer año o en manejo inmunosupresor para rechazo o en curso de enfermedad injerto contra huésped.
  • Malignidad hematológica activa.
  • Radioterapia o quimioterapia.
  • Uso de agentes alquilantes.
  • Uso de inmunomoduladores o agentes antiTNF.
  • Anemia aplásica.
  • Uso de equivalentes de esteroides a 2 mg/kg o más de 20 mg/día por más 2 semanas.

 

Así, cada vez que se aborde una población especial, se hace necesario revisar cuidadosamente las indicaciones y contraindicaciones particulares, para ello, pueden aportar los documentos publicados por la IDSA de vacunación en los pacientes inmunosuprimidos y en las actualizaciones anuales de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) del esquema de vacunación del adulto mayor de 19 años.

 

Esquemas de vacunación en el adulto

 

Anualmente la CDC publica actualizaciones de las inmunizaciones recomendadas en el paciente adulto en dos formatos esenciales (inmunizaciones recomendadas según la edad y según las comorbilidades) para definir la estrategia de vacunación necesaria en cada paciente.

 

Esquema de vacunación según la edad

 

Figura 2. Esquema de vacunación según la edad.
*Tomada de Recommended Adult Immunization Schedule for ages 19 years or older, United States, 2021. En https://www.cdc.gov/vaccines/schedules/hcp/imz/adult.html

 

Esquema de vacunación según comorbilidades

 

Figura 3. Esquema de vacunación según comorbilidades.
*Tomada de: Recommended Adult Immunization Schedule for ages 19 years or older, United States, 2021. En https://www.cdc.gov/vaccines/schedules/hcp/imz/adult.html

 

Cabe aclarar que esta información debe ser contemplada caso por caso. En la siguiente sección se plantea un esquema sugerido para analizar cada caso y poder así, definir las inmunizaciones necesarias.

 

Calendario de vacunación. Construcción paso a paso

 

  1. Elaborar una historia clínica completa, con énfasis en:
    • Edad.
    • Comorbilidades.
    • Infecciones previas**.
    • Vacunaciones previas**.
    • Uso de hemocomponentes o inmunizaciones pasivas.
    • Medicación actual.
    • En mujeres en edad fértil es vital determinar si se encuentra en embarazo.

      **Está ampliamente probado que vacunar de nuevo a un paciente previamente inmunizado (ya sea por infección natural o vacunación) es seguro. Si no se está seguro de los antecedentes de inmunización del paciente, se puede indicar nuevamente la vacunación, o una alternativa es solicitar serologías para anticuerpos (especialmente útil para determinar infección previa por varicela, virus de hepatitis A y B [VHA, VHB]) reconociendo sus limitaciones.

  2. Definir según la edad del paciente y con el esquema de vacunación sugerido del CDC de cuáles inmunizaciones se puede beneficiar.
  3. Definir según las comorbilidades del paciente y con el esquema de vacunación sugerido del CDC de cuáles inmunizaciones se puede beneficiar.
  4. Verificar contraindicaciones según el contexto clínico de cada paciente.
  5. Discutir con el paciente los intervalos más cómodos y el número de vacunas dispuestas a recibir por cita.
  6. Construir un esquema de vacunación según las preferencias de cada paciente.Elaborar una historia clínica completa, con énfasis en:

 

A continuación, un ejemplo de un calendario de vacunación de un adulto mayor de 50 años pluripatológico, sin inmunizaciones previas. Tabla 2.

 

Tabla 2. Esquema de vacunación propuesto para el paciente adulto pluripatológico sin inmunizaciones previas.

 

Vacunas específicas

 

A continuación, se revisan algunos datos de manera muy sintética de las vacunas más frecuentemente usadas en el adulto.

 

Patógenos virales

 

Influenza

 

Se cuentan con tres tipos de vacunas: 1. Inactivada (tri y cuadrivalente), 2. Recombinante (tri y cuadrivalente), y 3. Replicativa intranasal. Anualmente se cambian las cepas vacunales según las circulantes en dicha estación. Adicionalmente las cepas vacunales recomendadas para el hemisferio norte y sur difieren. El esquema primario sugerido es de una dosis. Requiere una dosis anual de por vida.

 

Influenza inactivada (IIV 3/IIV 4): Nombre comercial: Afluria, Fluad, Fluarix, Flucelvax, FluLaval, Fluzone. La eficacia para prevenir enfermedad sintomática es de 59 %, hospitalización de 60 % y enfermedad grave de 89 %.

 

Indicaciones: 1. Todos los mayores de 50 años, 2. Personas institucionalizadas, 3. Enfermedades crónicas, 4. Inmunosuprimidos, 5. Gestantes, puerperio y lactancia, 6. Manejo de epidemias. De ser posible se recomienda ampliar la vacunación de manera universal a todos los adultos.

 

Contraindicaciones: 1. Alergia grave a la proteína del huevo (relativa, se puede aplicar bajo supervisión médica, o como alternativa se puede usar las vacunas recombinantes).

 

Otras: LAIV (Replicativa intranasal - FluMist) (contraindicada en pacientes con estados de inmunosupresión), RIV 3/RIV 4 (Recombinante - Flublok).

 

Virus de hepatitis A (VHA)

 

La vacunación universal contra VHA en niños fue incluida en el PAI (Colombia) para el año 2013, por lo que la mayoría de la población adulta no fue inmunizada en la infancia. El esquema primario sugerido es de dos dosis, así: 0 y 6 - 12 meses.

 

Vacuna inactivada (HepA): Nombres comerciales: HAVRIX, VAQTA. La eficacia para prevenir la enfermedad sintomática es de 100 %. A diferencia con VHB, los anticuerpos no predicen la inmunidad.

 

Indicaciones: 1. Alto riesgo de infección o complicaciones (hombres que tienen sexo con hombres [HSH], usuarios de drogas, cuidadores de niños, contacto con aguas contaminadas, hepatopatía crónica, manipuladores de alimentos, laboratoristas), 2. Viajes a zonas endémicas, 3. Contención de un brote, 4. Profilaxis post exposición. Se debe considerar ampliar a toda la población adulta vulnerable.

 

Otras: Twinrix (combinada para VHA y VHB, HAVRIX + Engerix-B), BioVac-A y MEDVAC-A (viva atenuada).

 

Virus de la hepatitis B (VHB)

 

Se cuenta ampliamente con vacunas recombinantes para VHB, en algunos contextos particulares se podría indicar la vacuna conjugada (pero es difícil su consecución en Colombia). También se disponen de vacunas combinadas con polio, Haemophilus influenzae tipo B y tétanos-difteria-tosferina. El esquema primario sugerido es de tres dosis, así: 0, 1 y 6 meses. De ser necesario se puede indicar un esquema acelerado de 0, 1 y 2 meses, pero requiere una cuarta dosis a los 6 - 12 meses.

 

HBsAg recombinante (HepB): Nombre comercial: Engerix-B, Recombivax HB, Heplisav-B (Conjugada, HepB-CpG). La eficacia para prevenir infección es de 95 %. Puede disminuir en el tiempo y perderse la inmunidad (en mayores de 60 años se mantiene la inmunidad solo en el 65 %).

 

Indicaciones: 1. Alto riesgo de exposición o complicaciones (Transfusiones frecuentes, usuario de drogas intravenosas [IV], HSH, enfermedades de transmisión sexual [ETS] previa, múltiples parejas sexuales, pareja o conviviente serodiscordante, hepatopatía crónica, en protocolo de trasplante, hematooncológicos, inmunosupresión de alto grado planeada, ERCT antes de iniciar la HD, DM, institucionalizados, riesgo laboral), 2. Profilaxis post exposición. Se debe considerar la vacunación universal a todos los adultos susceptibles.

 

Otras. Pediarix (DTaP-HepB-IPV), Vaxelis (DTaP-IPV-Hib-HepB).

 

Inmunidad contra VHB. Dado que la inmunidad desaparece en el tiempo, en algunos grupos de riesgo, se recomienda hacer vigilancia de anticuerpos (antiHBs ≥10 mUI/mL predicen inmunidad), como se exponen en el siguiente algoritmo, Figura 4.

 

Figura 4. Flujograma para vigilancia de la inmunidad contra VHB en poblaciones de alto riesgo.
*HSH: Hombre que tiene sexo con hombres; VHB: Virus de la hepatitis B; VIH: Virus de la inmunodeficiencia humada

 

Varicela

 

Se debe diferenciar de la vacunación contra zoster, el objetivo de la vacunación contra varicela es prevenir la infección primaria, especialmente la enfermedad grave. No es intercambiable con la vacuna contra zoster (son cepas vacunales diferentes). El esquema primario sugerido es de dos dosis, así: 0 y 1 – 2 meses. No requiere refuerzos.

 

Varicela viva atenuada (VAR): Nombres comerciales: Varilrix, Varcelvax, Varipox, Varivax. La eficacia para prevenir enfermedad sintomática es 80 %, moderada es 95 – 98 % y grave es mayor del 99 %.

 

Indicaciones: 1. Universal a personas sin inmunidad previa (infección con serología positiva o vacunación), especialmente en pacientes con alto riesgo de exposición (trabajadores de la salud, laboratorio) o enfermedad grave (candidatos a trasplante de órgano sólido (4 semanas antes), enfermedad autoinmune con inmunosupresión programada); 2. Manejo de la exposición en los primeros 5 días (1 dosis).

 

Contraindicaciones: 1. Alergia grave a la neomicina/estreptomicina, 2. Uso de inmunoglobulinas o hemoderivados, 3. Pacientes con alto grado de inmunosupresión, 4. Embarazo.

 

Virus Varicela Zoster (VVZ)

 

Se debe diferenciar de la vacunación contra varicela, el objetivo de la vacunación contra zoster es prevenir la reactivación del VVZ y su más temida complicación, la neuralgia posherpética. No se intercambiable con la vacuna contra varicela (en el caso de la vacuna viva atenuada). Se disponen de dos vacunas, la viva atenuada (ampliamente distribuida y de fácil acceso) y la vacuna recombinante (apenas está ingresando a Colombia, pero se espera que en los próximos años reemplace mayoritariamente a la vacuna viva atenuada).

 

Zoster viva atenuada (VZL): Nombre comercial: Zostavax. La eficacia para prevenir la enfermedad es 51 % y la neuralgia posherpética es 67 %; puede ser menor en los mayores de 70 años. El esquema recomendado consta de una dosis.

 

Indicación: 1. Inmunocompetentes mayores de 50 años (especialmente mayores de 60 años).

 

Contraindicaciones: 1. Alergia grave a la neomicina/estreptomicina, 2. Uso de inmunoglobulinas, 3. Pacientes con alto grado de inmunosupresión, 4. Embarazo.

 

Zoster recombinante (RZV). Nombre comercial: Shingrix. La eficacia para prevenir la enfermedad es 90-97 % y la neuralgia posherpética es 80-100 %; puede ser menor en los mayores de 70 años. El esquema recomendado consta de 2 dosis, así: 0 y 2 – 6 meses.

 

Indicaciones: 1. Opción preferida en pacientes inmunocompetentes mayores de 50 años, 2. Inmunocomprometidos mayores de 18 años (única aprobada entre 18 a 49 años).

 

Contraindicaciones: 1. Precaución en antecedente de Guillain Barré, trasplante renal y enfermedades autoinmunes (relativa).

 

Virus del papiloma humano (VPH)

 

Hay tres vacunas disponibles, difieren entre sí en los serotipos incluidos. El objetivo principal de la vacunación para VPH es la prevención de cáncer de cuello uterino. El esquema primario sugerido es de dos dosis, así: 0 y 6 meses. En pacientes inmunocomprometidos se recomiendan tres dosis, así: 0, 2 y 6 meses.

 

Bivalente (6, 18): Nombre comercial: Cervarix. La eficacia para prevenir cáncer cervical es de 91-94 %; en mayores de 25 años es ligeramente inferior (80 %).

 

Cuadrivalente (6, 11, 16, 18). Nombre comercial: Gardasil. La eficacia para prevención de cáncer cervical es de 96-98 %; en mayores de 25 años es ligeramente inferior (88 %).

 

Nonavalente (6, 11, 16, 18, 31, 33, 45, 52, 58). Nombre comercial: Gardasil 9. La eficacia para prevenir cáncer cervical es de 96 %.

 

Indicaciones: 1. Previo al inicio de actividad sexual (mayor eficacia) o después en mujeres y hombres entre 11 a 28 años. Se puede considerar en mujeres entre 27 a 45 años.

 

Sarampión, rubéola, paperas

 

Se asume que todos los nacidos antes de 1957 se encuentran inmunizados de manera natural, dado que los brotes por estos microorganismos eran frecuentes, sin embargo, con el mejoramiento de las condiciones higiénicas y la vacunación universal es cada vez más infrecuente. El esquema primario sugerido es de dos dosis, así: 0 y 1 – 2 meses. No requiere refuerzos.

 

Triple viral (MMR). Nombres comerciales: MMR Vaxpro, PRIORIX, MMR II. La eficacia para prevenir la enfermedad es 96-98 % para sarampión, 90-95 % para rubéola y 75-90 % para paperas, y persistente en el tiempo (por más de 20 años).

 

Indicaciones: 1. No infección ni vacunación previa (nacido en 1957 o después), 2. Contacto en las primeras 72 horas (1 dosis).

 

Contraindicaciones: 1. Alergia a la proteína del huevo (relativa, se puede administrar bajo vigilancia médica. Alternativo: Bivalente [SR]), 2. Pacientes con alto grado de inmunosupresión, 3. Embarazo, 4. Uso de inmunoglobulinas.

 

Otras: Tetra virales (incluyen varicela) como ProQuad, Prorix.

 

Patógenos bacterianos

 

Neumococo

 

Se cuentan con dos tipos de vacunas: Vacunas conjugada y de polisacárido capsular. No se debe confundir las indicaciones y esquema de cada una y no son intercambiables. En caso de requerir la vacunación para ambas, el intervalo depende de la vacuna que primero se aplique, así: 1. PPSV23 luego PCV13 a las 8 semanas, 2. PCV13 luego PPSV13 al año. Se requieren dosis de refuerzos con PPSV13 cada 5 años.

 

Vacuna de polisacárido (PPSV23). Nombres comerciales: Pneumovax 23, Pneumo 23, Pnu-Imune 23. La eficacia para prevenir la enfermedad invasiva es 65-84 %, y declina a los 5-8 años. No previene el estado de portador asintomático. El esquema primario sugerido es de dos dosis como mínimo, así: 0 y 5 años. Se recomienda una dosis de refuerzo cada 5 años, si no es posible, al menos una dosis después de los 65 años si la última se recibió hace más de 5 años.

 

Indicaciones: 1. Inmunocomprometidos, 2. Trastornos del complemento, 3. Asplenia funcional, 4. Adultos con comorbilidades, 5. Todos los mayores de 65 años.

 

Vacuna conjugada (PCV13). Nombre comercial: Prevenar 13. La eficacia para prevenir neumonía es 45 % y para infección invasiva es 75 %. A diferencia de la vacuna de polisacárido, esta genera inmunidad de rebaño, ya que disminuye el estado de portador asintomático. El esquema primario sugerido es de una dosis. No requiere dosis adicionales. En pacientes con trasplante de médula ósea se indican dosis repetidas.

 

Indicaciones: 1. Inmunocomprometidos, 2. Trastornos del complemento, 3. Asplenia anatómica y funcional, 3. Enfermedad renal crónica terminal. Se debe considerar en todos los mayores de 65 años, o entre 18 y 65 años con dos o más comorbilidades.

 

Otras: PCV10 (Synflorix), PCV15 (Vaxneuvance), PCV20 (Prevnar 20).

 

Tétanos, difteria y pertussis

 

En el adulto, a diferencia del niño, se emplean vacunas con dosis reducidas (d - minúscula) de difteria, ya que dosis completas (D - mayúscula) han demostrado producir efectos adversos en el adulto. El esquema primario sugerido es de tres dosis, así: 0, 1 – 2 meses y 6 – 12 meses. Luego se recomienda aplicar refuerzos cada 10 años.

 

Doble bacteriana (Td). Nombres comerciales: Diftavax, Ditanrix adulto, DiTeBooster, TDVax, Tenivac. La eficacia para prevenir la enfermedad sintomática es 97 % para difteria y 100 % para tétanos, aunque disminuye en el tiempo (10 años).

 

Indicaciones: 1. Completar o iniciar esquema primario, 2. Manejo de heridas con riesgo de tétanos, 3. Refuerzo cada 10 años.

 

Triple bacteriana acelular (Tdap). Nombres comerciales: Triaxis, Boostrix, Adacel. La eficacia para prevención de la enfermedad sintomática es 97 % para difteria, 100 % para tétanos y 92 % para tosferina, aunque disminuye en el tiempo (5 años).

 

Indicaciones: 1. Reemplazo de una dosis de Td (especialmente contactos de niños recién nacidos, prematuros y lactantes de hasta 12 meses), 2. Embarazada (>20 semanas) en cada gestación.

 

Otras: DTaP, DT (empleadas en población infantil).

 

Haemophilus influenzae tipo B (Hib)

 

La vacunación universal para Hib en población infantil ha convertido a la infección por Hib en una situación infrecuente. Sin embargo, en situaciones de alto riesgo se recomienda para los adultos. Lamentablemente, en Colombia no se cuenta con la vacuna conjugada para Hib, y en caso de requerirse dicha inmunización se debe optar por las vacunas combinadas usadas en la población infantil. El esquema primario depende de la indicación.

 

Vacuna conjugada (Hib): Nombres comerciales: ActHIB (Hib-T), Hiberix (Hib-T), PedvaxHIB (Hib-OMP). La eficacia para prevenir de enfermedad invasiva es 95 %. Reduce el estado de portador asintomático favoreciendo la inmunidad de rebaño.

 

Indicaciones: 1. Asplenia anatómica y/o funcional (1 dosis, idealmente 15 días previo a esplenectomía, sino se debe retrasar al menos 6-8 semanas), 2. Trastorno del complemento y uso de eculizumab (1 dosis, ideal 15 días previos al inicio), 3. Trasplante de médula ósea (3 dosis, idealmente iniciar 6 meses previos al trasplante, con 1 dosis cada 8 semanas).

 

Contraindicaciones: Reacciones graves al látex natural (Hiberix, ActHIB, PedvaxHIB).

 

Otras:  Pentacel (DTaP-IPV-Hib), Vaxelis (DTaP-IPV-Hib-HepB).

 

Meningococo

 

Se dispone de dos tipos de vacunas inactivadas para meningococo que difieren en los serogrupos que cubre cada una (por un lado, A, C, Y y W125; y por otro B). En Colombia, la vacuna para serogrupo B es de difícil consecución.

 

Vacuna conjugada, serogrupos ACYW135 (MCV4-D/-CRM): Nombres comerciales: Menveo, Menactra. La eficacia para prevenir la enfermedad es 85-100 %. Esta se reduce rápidamente. Reduce el estado de portador asintomático y favorece la inmunidad de rebaño. El esquema primario sugerido es de dos dosis, así: 0 y 2 meses. Se recomienda aplicar refuerzos cada 5 años si persiste la indicación.

 

Indicaciones: 1. Alto riesgo complicaciones (deficiencia de complemento, uso de eculizumab, asplenia funcional o anatómica [1 dosis antes]), 2. VIH, 3. Alto riesgo de exposición (brotes, exposición laboral, poblaciones cautivas, fuerzas militares, residencias universitarias), 4. Profilaxis postexposición.

 

Vacuna conjugada, serogrupo B (MenB-fHBP/-4C): Nombres comerciales: Bexsero, Trumenba. Los estudios reportan una tasa de respuesta antigénica de 83 % aproximadamente. El esquema primario depende de la vacuna usada. Para MenB-fHBP se recomiendan 3 dosis, así: 0, 1 – 2 y 6 meses; y para MenB-4C se recomiendan 2 dosis, así: 0 y 1 - 2 meses.

 

Indicaciones: 1. Deficiencia de complemento, 2. Uso de eculizumab, 3. Asplenia funcional o anatómica. Se debe recomendar en caso de ser el serogrupo endémico.

 

Bibliografía

  1. Recommended adult immunization schedule for ages 19 years or older: United States, 2021. JAAPA [Internet]. 2021 Apr 1;34(4):1-18. Available from: https://pubmed-ncbi-nlm-nih-gov.udea.lookproxy.com/33675591/
  2. Gómez JM, Gómez JC, et al. Guías para la inmunización del adolescente y adulto en Colombia. Documento de actualización. Infectio. 2016; 20(4):192-210
  3. Rubin LG, Levin MJ, Ljungman P, Davies EG, Avery R, Tomblyn M, et al. 2013 IDSA clinical practice guideline for vaccination of the immunocompromised host. Clin Infect Dis [Internet]. 2014 Feb;58(3):e44-100. Available from: https://pubmed-ncbi-nlm-nih-gov.udea.lookproxy.com/24311479/
  4. Savio E, Celi AP, Pérez, G, Vázques H. Vacunaciones de los adultos. 3 ed. Ecuadro: Asociación panamericana de infectología; 2017.

 

 

 

 Copyright © Universidad de Antioquia

Navega entre Artículos


Cómo citar este artículo


Muñoz M. Vacunación en el adulto. [Internet]. Medellín: Perlas Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia; 2022 [acceso septiembre 26 de 2022]. Disponible en: https://perlasclinicas.medicinaudea.co/salud-del-adulto-y-el-anciano/vacunacion-en-el-adulto


Métricas

2

Twitter
Facebook
0 Whatsapp

También te puede interesar

Navega entre Artículos


Cómo citar este artículo


Muñoz M. Vacunación en el adulto. [Internet]. Medellín: Perlas Clínicas, Facultad de Medicina, Universidad de Antioquia; 2022 [acceso día de mes de año]. Disponible en: perlasclinicas.medicinaudea.co